Volar alto


Volemos alto
No es tarde para empezar
Hacemos algunas cosas y las otras tienen que nacer ya
Caminar, crecer, dar grandes pasos
1. Mente: positiva, volar, soñar, mente limpia.
2. Corazón: Sano, abierto, “amar con el corazón”, se ha dicho que el corazón no reúne sentimientos, puede funcionar metafóricamente o podemos cargar nuestra alma con una mente positiva, llena de ideas positivas y nuestras sonrisas poblarán nuestro ser. Si le hacemos caso a Fromm, y “el amor” es una abstracción, y sólo existe el acto de amar, entonces actuemos y amemos.
3. Cuerpo: hagamos ejercicio, caminemos, mínimo 25 a 30 minutos tres días a la semana y ya con ritmo ampliemos a 5 días. Combinemos la caminata con bicicleta, natación, practiquemos un deporte, amemos nuestro cuerpo y avancemos.
4. Vivir: vivamos el presente, es el hoy.
5. Viajar: viajemos, conozcamos nuestro país, grandes bellezas nos rodean, disfrutemos, nuevas experiencias, nuevos rumbos, rumbos que nos acercan a lo natural a la vida misma, nuestra vida y entorno. El año pasado terminó en contacto con un entorno cercano, nuestro barrio, nuestra comunidad, luego de un lugar poblado de estrellas, Luna y la belleza de la noche en Barva de Heredia, la próxima semana Puerto Viejo, playa, sol, arena… vivamos.
6. Construir: en nuestra casa ocupamos artículos que bien podemos construirlos, una mesa, escritorio portátil, base para el tv … preferiblemente con material reciclado, con eso que también tenemos a nuestro alrededor. No sólo logramos solucionar nuestro interés, sino que nos mantenemos productivos, creativos.
7. Leer: con pasión, amando la lectura, un cuento, una revista, literatura en general. Aprendemos, crecemos, compartamos, disfrutemos.
8. Bailemos.
9. Arte: ver, crear, vivir.
10. Hagamos eso que nos hace feliz, estemos en el espacio que deseamos estar, no atados, libres, amemos nuestros pasos.

Yo ya empecé y usted?

Sumemos puntos, más pasos, volemos alto…


14 de enero, 2013
San José, costa Rica
alex molina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada